5 retos de RRHH para 2023 y cómo preparar a los equipos de personal

Se acaba 2022, un año marcado por la crisis, a nivel global, que ha propiciado recortes de presupuestos, sueldos congelados y un clima generalizado de incertidumbre.

Personio proporciona estrategias para que los equipos de RR. HH. puedan prepararse mejor de cara a lo que probablemente sea un año difícil para la gestión de personal. Un informe reciente señala que las empresas deberán optimizar sus presupuestos y centrarse en los resultados y el rendimiento. Aún así, casi el 40% de los departamentos de RR. HH. españoles han mencionado que sus equipos están preparados para ayudar a la empresa a resistir en medio de una recesión económica debido a las buenas herramientas de RR. HH. y de negocio, según los datos de un estudio realizado por Personio en el que participaron más de 500 directores de RR. HH. en septiembre de 2022.

Angelina Gentili, Head of People Operations en Personio, comparte algunas estrategias para abordar los 5 desafíos principales a los que todo equipo de RR. HH., incluso los profesionales más experimentados, deberán con toda probabilidad enfrentarse en el próximo año:

  • El abandono silencioso: este concepto significa que los empleados insatisfechos han perdido la motivación para estar plenamente comprometidos y ser productivos, haciendo el mínimo de lo que se les pide. Siguen estando presentes y trabajando, pero la implicación y el compromiso disminuyen. Muchas veces la falta de experiencia y la ausencia del apoyo de las empresas puede disminuir el nivel de trabajo provocando una reducción de  la motivación y de compromiso. Para abordar esta cuestión, será necesario evaluar el grado de felicidad y salud del personal, y para ello, es imprescindible mantener conversaciones periódicas con los empleados para percibir su estado de ánimo y saber cómo se sienten y poder apoyarlos. Al equilibrar la carga de trabajo del empleado, se posibilita la conciliación de vida personal y profesional y aporta beneficios para los empleados. También hay que asegurarse de que los objetivos de la empresa se comuniquen regularmente con claridad y transparencia, para que los empleados entiendan lo que se espera de ellos. Y garantizar que las prioridades se centren en lo fundamental, para que el personal no sienta que tiene que trabajar más de la cuenta por miedo a perder su empleo.
  • La eficiencia organizativa: atendiendo a la productividad general y el rendimiento individual, será necesario estudiar qué cambios pueden llevarse a cabo para trabajar de forma más eficaz, y reduciendo costes. También hay que aceptar no tener siempre todas las respuestas. Es necesario sentirse cómodo mostrando vulnerabilidad y a la vez dando seguridad a los equipos, para poder apoyarlos y guiarlos. Además será muy importante que las empresas se propongan fomentar la productividad, a través de diferentes herramientas que permitan agilizar la gestión de personal y facilite las estrategias empresariales y, para ello, el departamento de RR. HH. será una parte fundamental para dar apoyo para potenciar y mejorar dicha productividad.
  • Contratar talento de alta calidad: es importante tratar de mantener el listón alto, y paralelamente asegurarse de no inundar una organización con la calidad del talento que no se necesita. Para lograrlo es imprescindible reflexionar sobre la eficacia y la eficiencia del equipo de RR. HH., evaluando parámetros como los costes de contratación, el porcentaje de RR. HH. en relación con el número de empleados de la empresa, el tiempo de resolución de sus solicitudes y la proporción de socios/gestores de este departamento en relación con los directivos. Además, habrá que asegurarse de que tienen acceso a la información que necesitan para comprender las tendencias que se están produciendo en su función de personal.
  • Hacer crecer el talento internamente: es poco probable que en 2023 haya tantas oportunidades de ascenso profesional como en años anteriores, y RR. HH. deberá hacer tangible el crecimiento de su personal cuando no haya cambio de título. Por ello, en 2023 va a ser más relevante que nunca el desarrollo y el crecimiento de los propios empleados. Hay que aceptar también que no siempre se tienen todas las respuestas. Es necesario sentirse cómodo mostrando vulnerabilidad y al mismo tiempo tranquilizando a los equipos, para poder apoyarlos y guiarlos. Hay que ser auténtico, empático y adaptable.
  • Automatización y datos: los RR. HH. deben tener la capacidad, a través de herramientas y automatización, de acceder a las métricas para tomar las decisiones que importan. Así, será imprescindible examinar elementos como los costes de personal y de mano de obra, los ratios de diseño orgánico, los ingresos por ETC, la estructura del plan de incentivos y las bajas sufridas. Analizar estos datos ayudará a entender la salud de la organización y dónde hay oportunidades para ser más eficientes. También deben ser capaces de analizar los costes e ingresos en colaboración con el departamento financiero y el director general.

“Cuando suceden y surgen las grandes crisis también es el momento en el que se crean oportunidades de crecimiento. Pero, para que eso suceda, el departamento de RR. HH. debe contar con planes flexibles de cara al próximo 2023 centrándose sobre todo en la eficacia y la productividad y poniendo el foco en lo que la empresa va necesitando en cada momento concreto”, Angelina Gentili, Head of People Operations en Personio.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.